Filosofía

Nuestra filosofía gira en torno a lo que creemos que es lo más importante, los niños. Creemos que los aprendizajes más importantes de la vida se producen en sus primeros años, y que el juego es fundamental para ello. Ya dijo el ensayista francés Michel de la Montaigne que “los juegos infantiles no son tales juegos, sino sus más serias actividades”.

El juego es tan necesario como el comer y el dormir, porque a través del juego descubren sus preferencias, experimentan roles y desarrollan habilidades y destrezas, que retendrán durante toda su vida. Por ello los niños deben jugar con una gran variedad de juguetes, que fomenten la psicomotricidad, la imaginación, la socialización, el razonamiento y la expresividad.

Apostamos por juguetes con alma y prácticos, que les acompañen durante un montón de horas de diversión, ilusión y aprendizaje. Creemos en los juguetes de madera, tan especiales para la estimulación de los sentidos. Sin luces, sin sonidos, sin pilas, donde sólo funciona la imaginación.

Creemos en el consumo responsable, por eso promovemos el alquiler de juguetes, para que los valores que inculcamos a los niños no sean tanto de poseer, sino de compartir y ser responsables en el cuidado de las cosas que utilizan.

Entre nuestros valores está el gusto por la calidad y la seguridad de los juguetes que elegimos. Y, por supuesto, la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente ocupan un lugar importante en nuestro día a día. Por eso únicamente seleccionamos juguetes fabricados con madera ecológica, que garantiza una gestión sostenible de los bosques. Porque cada pequeño gesto protege su mundo.

Los niños son el futuro, si les transmitimos unos valores ecológicos, si les despertamos su lado más curioso e inquieto, estamos seguros que en el futuro harán las cosas bien.